AFACO - Asociación Familiares Enfermos de Alzheimer A Coruña

Asóciate

Cualidades de un buen cuidador

Cuando un enfermo tiene la necesidad de precisar atención, la primera persona que esperamos, por lo general, que se ocupe de su cuidado suele ser un familiar cercano. Estos familiares hacen todo lo posible para "sobrevivir" al tiempo y el esfuerzo que les supone el cuidado; lo hacen lo mejor que pueden. Puede resultar que el "trabajo" les sea demasiado estresante física y emocionalmente, aburrido, difícil y/ o demasiado perjudicial para su propia vida. Las intenciones siempre son buenas, pero muy pocos miembros de la familia pueden sostener un esfuerzo tan exigente de forma indefinida; a menudo surgen sentimientos de culpa y otros duros pesares, como leíamos en artículos anteriores, que pueden hacerles enfermar.

Motivos por los que se cuida a una persona mayor:

La mayoría de las personas que cuidan a sus familiares están de acuerdo en que se trata de un deber moral que no debe ser eludido y que existe una responsabilidad social y familiar, unas normas sociales, que deben ser respetadas. Sin embargo, no es ésta la única razón que puede llevar a las personas a cuidar a sus familiares. Los cuidadores también señalan otros motivos para prestar cuidados:

 

  • Por motivación altruista, es decir, para mantener el bienestar de la persona cuidada, porque se entienden y comparten sus necesidades. El cuidador se pone en el lugar del otro y siente sus necesidades, intereses y emociones.
  • Por reciprocidad, ya que antes la persona ahora cuidada les cuidó a ellos.
  • Por la gratitud y estima que les muestra la persona cuidada.
  • Por sentimientos de culpa del pasado: algunos cuidadores se toman el cuidado como una forma de redimirse, de superar sentimientos de culpa creados por situaciones del pasado: "En el pasado no me porté lo suficientemente bien con mi madre. Ahora debo hacer todo lo posible por ella".
  • Para evitar la censura de la familia, amigos, conocidos, etc. en el caso de que no se cuidara al familiar en casa.
  • Para obtener la aprobación social de la familia, amigos, conocidos y de la sociedad en general por prestar cuidados.
  • Todas las anteriores son razones para cuidar a un familiar. Parece lógico suponer que el mayor "peso" de una u otra razón influirá en la calidad, cantidad y tipo de ayuda que se proporcionará, así como en el grado de satisfacción con la experiencia de cuidado obtenido por el cuidador.

 

 

Más información en el blog El Taller de mis Memorias

Hosting por dinahosting.

Nuestros centros

Sede social Centro terapéutico Centro de día

©2017 AFACO - Aviso legal - Créditos
Parque San Diego, s/n, Centro Cívico - Bajo, 15006 A Coruña; Teléfono: 981 20 58 58 extensión 1001
C/ Petunias, 33 B, 15008 A Coruña; Teléfono: 981 20 58 58 extensión 2001
C/ Salvador de Madariaga nº 87 en A Coruña; Teléfono: 981 20 58 58 extensión 3001
ENTIDAD DECLARADA DE UTILIDAD PÚBLICA POR EL MINISTERIO DEL INTERIOR
Homologado por la Consellería de Traballo para la impartición de especialidades formativas.

Certificación obtenida para : Centro de día c/ Petunias y Centro Terapéutico c/ Salvador de Madariaga.
Certificación de calidad ISO-9001:2008
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenidos relacionados con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí. Aceptar