AFACO - Asociación Familiares Enfermos de Alzheimer A Coruña

Asóciate

Música para conseguir el bienestar

 

«Muchas veces, el cuidador familiar se ve perdido con la realidad que le ha tocado vivir, pero tiene que saber que no está solo, que hay otras personas en su misma situación que le comprenden». El Alzheimer es una enfermedad muy absorbente que afecta no solo a la persona diagnosticada con el mal, sino a sus familiares más directos, encargados de dispensar los cuidados diarios. Tanto es así que el cuidador termina por «aislarse» del resto del mundo. «Es fundamental compartir ese día a día lleno de desafíos, de momentos inesperados y de situaciones que te convierten en prisionero», explica Mita A. Beutel, responsable de los talleres de musicoterapia para cuidadores familiares que organiza AFACO.

La musicoterapia se sirve de la música para restablecer, mantener o mejorar la salud física, psíquica y emocional de las personas, al tiempo que proporciona las herramientas necesarias para facilitar la adaptación al entorno. Estos talleres, que se imparten dos veces al mes en las instalaciones de AFACO en San Diego, en sesiones de 90 minutos, están orientados más concretamente a restar protagonismo al peso que la enfermedad tiene en la vida cotidiana del cuidador familiar. «Los momentos de soledad que experimentan estas personas, que se ven acentuados con la pérdida paulatina de la relación que tenía con su ser querido enfermo, degeneran en cuadros de estrés graves que afectan negativamente en la salud del cuidador», puntualiza. 

Pero, ¿cómo contribuye la música a superar los malos momentos? Beutel no duda a la hora de afirmar que «la música es parte de la vida». «Durante las sesiones, la música sirve de acompañamiento y apoyo al trabajo de expresión de las emociones, ayuda a canalizar las tensiones, propiciando un ambiente acogedor y tranquilo». Para conseguirlo, se crea «un espacio de escucha y receptividad», dirigido a que los presentes, cuidadores familiares todos ellos, «vuelvan a tomar las riendas de sus vidas». «El objetivo es transformar el vacío existencial que la enfermedad ha dejado en ellos, sustituir el agotamiento que sufren por una mirada realista con calor humano». Además, las sesiones de musicoterapia giran también en torno a la expresión corporal. «Escuchamos canciones, pero también verbalizamos emociones y preparamos actividades que ayuden a los cuidadores a salir de la vida solitaria que llevan», explica la musicoterapeuta.

Las actividades organizadas en grupo se materializan en la participación activa en la vida cultural de la ciudad (con visitas a museos, exposiciones...) realización de rutas de senderismo. «Que nadie piede que el proceso de sacar a un cuidador de casa y lograr que vaya tranquilamente a tomar un café es sencillo ni inmediato, requiere de un arduo trabajo», apostilla Beutel. No obstante, precisamente para evitar que el cuidador caiga en la «dependencia» de la actividad y del grupo en el que se integra, en estas sesiones se enseña también a «hacerse responsable del bienestar personal».

Daniel es uno de los cuidadores familiares -su mujer padece Alzheimer- que asiste de forma regular a estos talleres de musicoterapia y, a día de hoy, es uno de los que participa de forma más activa en la organización y preparación de las actividades que pone en práctica el grupo fuera de las instalaciones de AFACO. «Cuando empezamos con los talleres, durante la mayor parte de la sesión solo hablábamos de la enfermedad y creo que eso no es bueno; ahora hemos aprendido a compartir otras muchas cosas durante el tiempo que pasamos juntos», razona. En estos cuatro años que llevan impartiéndose los talleres de musicoterapia ha nacido «una complicidad fruto del roce», clarifica Fina, cuya madre tiene Alzheimer, y que reconoce que «en un primer momento tenía cierta sensación de ridículo al realizar algunas actividades». «Ahora en cambio lo pasamos en grande y en eso tiene mucho que ver la profesora, que es maravillosa», dice, refiriéndose a Mita. No obstante, Fina, llegada a este punto lanza un aviso a navegantes: «No es cosa de un día para otro». «Ahora nos conocemos, tenemos confianza entre nosotros y podemos hablar de muchos temas aunque cada uno pensemos de manera distinta. No se puede pretender venir un día solo y pretender resultados milagrosos».

 

 

*Los talleres de musicoterapia empiezan el próximo 10 de octubre y se celebran en la sede de AFACO de San Diego (Centro Cívico Municipal San Diego. Parque San Diego, s/n. A Coruña).

 
Más información e inscripciones:

 

contacto@afaco.es

981 20 58 58

 

Galería (pulse para ampliar)

Hosting por dinahosting.

Nosos centros

Sede social Centro terapéutico Centro de día

©2017 AFACO - Aviso legal - Créditos
Parque San Diego, s/n, Centro Cívico - Baixo, 15006 A Coruña; Teléfono: 981 20 58 58 extensión 1001
Rúa / Petunias, 33 B, 15008 A Coruña; Teléfono: 981 20 58 58 extensión 2001
Rúa Salvador de Madariaga nº 87 en A Coruña; Teléfono: 981 20 58 58 extensión 3001
ENTIDADE DECLARADA DE UTILIDADE PÚBLICA POLO MINISTERIO DO INTERIOR
Homologado pola Consellaría de Traballo para a impartición de especialidades formativas.

Certificación obtida para : Centro de día c/ Petunias e Centro Terapéutico c/ Salvador de Madariaga.
Certificación de calidad ISO-9001:2008
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenidos relacionados con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí. Aceptar