981 20 58 58 YoTeCuido YoTeCuido App móvil para cuidadores y afectados de Alzheimer

Camino por la memoria

Proyecto intergeneracional que pone en contacto a dos grupos de edad muy diferenciados: mayores con Alzheimer u otras demencias que son usuarios de AFACO y niños de 0 a 3 años. A través de diversas actividades que tienen como hilo conductor el Camino de Santiago.

Desde - Hasta: 01/10/2016 - Actualmente

Camino por la Memoria es un proyecto intergeneracional que pone en contacto a dos grupos de edad muy diferenciados: mayores con Alzheimer u otras demencias que son usuarios de AFACO y niños de 0 a 3 años de la Escuela Infantil Municipal de Os Rosales. A través de diversas actividades que tienen como hilo conductor el Camino de Santiago, mayores y pequeños establecen vínculos afectivos que resultan muy enriquecedores y gratificantes para ambos. Una de las principales ventajas de este tipo de proyectos en los que grupos de edades diferentes comparten una experiencia común es la de facilitar una comunicación cercana, pues los lazos se refuerzan a medida que avanza el programa y se completan las diferentes actividades que lo componen. Los mayores, al establecer vínculos con niños de tan corta edad, se sienten partícipes en la sociedad, útiles y se contagian de la alegría que les transmiten unos niños que, a diferencia de lo que muchas veces ocurre con las personas adultas, no los tratan de forma diferente por el hecho de tener Alzheimer u otra demencia. Por su parte, los alumnos de la escuela infantil ganan unos abuelos adoptivos junto a los que desarrollan sus habilidades sociales y comunicativas. El Camino de Santiago es el lazo simbólico elegido para este proyecto intergeneracional. Niños y mayores se unen en un peregrinar que durará dos años y durante el que vivirán la experiencia de recorrer virtualmente 30 etapas del Camino Francés (desde Roncesvalles a Santiago) y lo hará al tiempo que peregrinos reales caminan de albergue en albergue. Estos caminantes portarán, durante su ruta, a Peregrillo, una mascota creada para conectar lo real con lo virtual y que simboliza la esperanza y la ilusión de los mayores y pequeños a los que representa. Cada vez que nuestro grillo peregrino recorre un tramo, siempre acompañado de los peregrinos colaboradores, niños y mayores disfrutan de un recorrido paralelo, conociendo la literatura, probándose trajes regionales, acercándose a personajes relevantes, degustando manjares gastronómicos, contemplando proyecciones de monumentos y paisajes, escuchando música folclórica y participando en diversos juegos.